Blog

lynkoo Blog

¿Cómo ha afectado al comercio electrónico la nueva ley de protección al consumidor?

¿Cómo ha afectado al comercio electrónico la nueva ley de protección al consumidor?

 

¿Cómo ha afectado al comercio electrónico la nueva ley de protección al consumidor?

Recientemente se aprobado la nueva ley de protección al consumidor por la cual el comercio electrónico es uno de los sectores que se ha visto más afectado por la reforma. Y es que el comercio electrónico ha tenido una fuerte repercusión en España en los últimos años, los datos revelan un sorprendente aumento de las compras por internet, por ejemplo, según Interactive Advertising Bureau, en nuestro país casi 11 millones de internautas compran habitualmente por internet.

Estos esperanzadores datos para el e-commerce, se deben a la desaparición de ciertos prejuicios que existían entre la población hacia las compras online. Actualmente la inseguridad y el medio a comprar por internet han desaparecido de los ciudadanos de nuestro país,gran parte de culpa la tienen las nuevas tecnologías que aparecen con frecuencia en cuanto a seguridad online, además de las nuevas leyes que entran en vigor y que cada vez más tratan de proteger al consumidor.

Este es el caso de la nueva legislación sobre los derechos de los consumidores, que adapta la Directiva Europea, y que entro en vigor a principios de mes. Esta nueva ley tiene el fin de proteger, de manera unánime, los derechos de los ciudadanos  de la Unión Europa. Sin duda esto es una gran ventaja para los usuarios de tiendas online, ya que la normativa respeto a las compras por internet estará regulada de la misma manera en toda Europa, favoreciendo la internacionalización del e-commerce.

Los aspectos más destacables de la nueva legislación

En primer lugar esta nueva ley afectara al empresario o propietario de la tienda online, el cual deberá ser más claro y comprensible en cuanto a la información de sus productos y servicios, antes de que el consumidor quede vinculado por contrato. Deberá indicar en todo momento el precio del producto o servicio, además de la duración determinada o indeterminada que incluyan las suscripciones. Por último también deberá informar al consumidor del importe de los gastos de envío y de cualquier otro gasto que vaya implícito en el pedido como el pago con tarjeta de crédito.

En segundo lugar el derecho de devolución o cancelación de los productos o servicios contratados se amplia de 7 a 15 días naturales. Además, este plazo de devolución  se puede ampliar hasta doce meses si no se ha informado al consumidor sobre su derecho al desentimiento conforme la ley, después de la fecha de expedición del periodo inicial. Por su puesto, quedan exentos de esta penalización aquellos productos que puedan causar problemas de salud una vez desprecintados, como pueden ser los alimentos.

En tercer lugar si el producto o servicio que contrata el consumidor tiene costes adicionales al precio final, el consumidor deberá dar su consentimiento al propietario del comercio electrónico para poder aplicarle dichos costes adicionales. Así pues, el uso de la casilla marcada por defecto, como por ejemplo el método de envío urgente, queda totalmente prohibido ya que el empresario no tendría el consentimiento del consumidor, porque posiblemente este no haya visto la casilla marcada por defecto y haya aceptado sin darse cuenta.  Es decir, el empresario necesita que el consumidor de su aprobación de los costes conscientemente. Por esta razón, en el caso que el propietario del negocio online viole la normativa en cuanto a costes adicionales y use casillas marcadas por defectos,  el consumidor tendrá derecho al reembolso del pago adicional.

En cuarto lugar, a partir de ahora, cuando compremos por Internet  nos debería aparecer un mensaje de aviso antes de realizar el cobro, el cual nos indique que vamos a realizar un “pedido con obligación de pago”. Esta es la expresión a la cual hace referencia la ley, pero también son validas expresiones tales como: “Comprar”, “ Realizar la compra” o similares, siempre que indiquen claramente que la realización del pedido conlleva la obligación de pago. En definitiva se trata de que el consumidor confirme expresamente que es consciente de la obligación de pago para realizar su pedido, para evitar posibles compras accidentales, o aquellas en que los consumidores ni siquiera son conscientes de que están pagando un servicio online.

Por último se debe facilitar al consumidor la confirmación del contrato de compra venta realizado. Por lo tanto, la tienda online tiene la obligación de enviarle un correo electrónico de confirmación del pedido al consumidor antes de que este reciba el producto o empiece a disfrutar del servicio contratado.

Finalmente, gracias a la nueva legislación que protege al consumidor en los procesos de compra por internet, el comercio electrónico y el hábito de comprar online, seguirán aumentando en nuestro país.

¿Y vosotros que opináis? ¿Creéis que esta nueva ley es positiva para el comercio electrónico?

 



1 Comentario para ¿Cómo ha afectado al comercio electrónico la nueva ley de protección al consumidor?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Newsletter lynkoo

¡Gracias por suscribirte!

No olvides confirmar tu alta mediante el correo electrónico que te acabamos de enviar.

¡En breve recibirás noticias nuestras!

Ha ocurrido un error en el proceso de alta

Por favor, inténtalo de nuevo.

Suscríbete a nuestro boletín. Recibirás todas las novedades que ofrecemos directamente a tu correo.

Dándote de alta ...