La importancia de la logística en el comercio electrónico

La importancia de la logística en el comercio electrónico

Cuando el emprendedor decide iniciarse en el comercio electrónico se encuentra con los gastos que suponen una ingeniería logística para poder distribuir su producto a diferentes partes del mundo. No sirve de nada conseguir clientes y atraerlos hasta nuestra tienda virtual, si luego se encuentran con gastos de envíos no previstos o excesivos, o retrasos a la hora de recibir el paquete. De esta forma sólo conseguiremos que hablen mal de nuestros servicios y que nuestro comercio electrónico adquiera mala reputación. A parte del tiempo de entrega y del precio de los gastos de envío, debemos tener en cuenta otros factores que los clientes tendrán presente:

[list bullet=”arrow”]

  • Seguimiento del pedido en tiempo real: es aconsejable que la tienda online te de la opción de seguir el recorrido del pedido.
  • Horarios de entrega: para adaptarse a los horarios del cliente y facilitar la recepción del envío.
  • Agilidad en las devoluciones: esencial cuando se registra algún error.
  • Trato con el cliente: para informar al cliente de las novedades en relación al pedido.
  • [/list]

    Si se tienen en cuenta estos factores, te aseguras un buen trato para el cliente, que va directamente ligado al sistema logístico de tu comercio electrónico y a la reputación de éste.

     

    ¿Cómo reducir los gastos de envío en el e-commerce?

    Muchas de las posibles ventas se pierden a causa de la complejidad de saber el precio final del producto, al cual se le suman los gastos de envío. Los consumidores tienen que pasar hasta 4 páginas para poder saber el precio total del producto. Como es muy complejo averiguar el precio del coste de envío, muchas transacciones online no se realizan.

    Actualmente, algunas empresas han decidido sumar directamente el coste de envío en el producto para evitar las quejas de los usuarios y la pérdida de ventas. Esto sería más difícil si tenemos en cuenta las operaciones internacionales ya que el precio del transporte de cada país puede variar, así como el valor de la moneda local.

    Para averiguar si estamos pagando demasiado por el servicio de envío de nuestro comercio electrónico, tenemos que analizar dos factores. El primer factor analizable sería observar si estamos perdiendo ventas en el momento que nuestra tienda online muestra el precio de los envíos en el proceso de compra. Esto podría ser un claro indicador de que los consumidores encuentran excesivo el precio de los gastos de envío. El segundo factor a analizar sería la facturación de la empresa contratada, ésta puede haber cometido algún fallo en la facturación, o puede que te haya incluido algún cargo adicional. Por eso es esencial que el empresario lleve un control regular de los gastos de logística de su comercio electrónico.

    John Haber, fundador de  Spend Management Experts, recomienda como solución comparar empresas de paquetería, ya que muchas tienen ofertas y servicios muy profesionales y económicos. También propone tener conocimiento de la zona donde se envían los pedidos para poder ofrecer alternativas más económicas.

    Otra de las soluciones que toman algunos propietarios de un comercio electrónico son, aumentar el precio del producto para poder disminuir el de gastos de envío. De esta manera se reduce la “barrera psicológica” de los gastos de envío.

    Algunas tiendas virtuales optan por recomendar productos para complementar la compra del cliente, y así incrementar el valor de la cesta hasta llegar a los gastos de envío gratuitos.

    Las empresas que disponen de almacenes, buscan la ubicación geográfica más favorable para poder reducir los costes de transporte y acelerar los plazos de entrega. De esta manera se pueden reducir notablemente los costes de envío, pero se tiene que tener en cuenta que disponer de un almacén supone otro tipo de gastos.

     

    ¿Creéis que hay mejores soluciones para reducir los costes de envío? ¡No dudéis en escribírnoslas!

    Comentarios:
    • Logistico_1
      Responder

      No mencionáis una opción que lleva muchos años en centro Europa, unos cuantos en España y que muchas empresas multicanal están adoptando con sus propias tiendas y es la posibilidad de que el consumidor recoja en una tienda de barrio o en una tienda de la propia marca. La más potente en Europa es Kiala, que además fue comprada por UPS a principios de este año. Hay otras como Relais Collie o Mondial Relay. Mi compañía utiliza Kiala en España, Francia y Bélgica y funciona muy bien. Zara por ejemplo da la opción de recoger en sus tiendas. Con esta forma de distribución, los costes de transporte son menores y se adaptan a las necesidades de los consumidores.
      Por otro lado, solo habláis de la importancia del precio del transporte… sinceramente ir a precio sin tener en cuenta la calidad es ir hacia una muerte segura. Sinceramente como consumidor prefiero pagar unos céntimos más (que al final hablamos de céntimos) por un transporte serio y que me dé confianza.
      saludos

      31 octubre, 2012 at 13:13
    • fabian
      Responder

      una solución es eliminar intermediarios en la distribución y tener un servicio directo con el cliente da mayor confianza al cliente. también centros de distribución en distintos países ayudaria mucho a la entrega mas rápida. mi humilde opinión desde chile 🙂

      gracias por info. me ayudo muchísimo

      25 octubre, 2013 at 23:37

    Deja un Comentario